Mariano Arsuaga

(IRUN, 1954. País Vasco. España) Tras su paso por la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Pamplona, decide dedicarse a la pintura. Entendida ésta como actitud de vida, su trayectoria le ha llevado a compaginar distintos campos.

 

Valgan de ejemplo las ediciones, estampadas en serigrafía: Las Cuatro Estaciones y Cuatro veces nieve, realizadas con el escritor Bernardo Atxaga; diversas intervenciones en arquitectura, utilizando el color para transfigurar los espacios, así como en la gestión cultural, coordinando las tres bienales de Okupgraf (1999- 2003), puestas en marcha desde el centro de arte Arteleku de San Sebastián.

 

En años recientes ha ido desarrollando sus últimas series de pintura, Laberintos: "La patria de los que dudan", registro de su geografía y paisaje interior; Puertas Secretas: aseveración de que la pintura es puerta al conocimiento y a la emoción y Jardines en el aire: Títulos que se hilvanan, ideas que no agotan la imposible definición verbal de la pintura.

 

Tras realizar más de veinte exposiciones individuales y numerosas colectivas, tiene obra presente en distintas colecciones privadas y en entidades como: Museo Artium (Vitoria), Fundación Sancho el Sabio (Vital-Kutxa), Diputación de Guipúzcoa, Gobierno Vasco, Ayuntamientos de Pamplona, Ordizia y Tolosa, Biblioteca Koldo Mitxelena (San Sebastián), Caja de Ahorros Kutxa ( Guipúzcoa), Biblioteca de la Diputación Foral de Bizkaia (Bilbao).

 

De la obra permanente en edificios, seleccionaremos las situadas en : Instituto Nacional de Estadística (Madrid), Edificio Central de Gureak (San Sebastián), Centro de Salud de Pravia (Asturias), Vidrieras de la Iglesia del Sagrado Corazón en Torrelavega (Cantabria), y en el estudio del arquitecto Luís Castillo, restaurador del “Capricho” de Gaudí en Cantabria.